Qué dice de tu personalidad el que salgas con prostitutas

prostitutas pago

Cada cosa que haces lanza un mensaje acerca de ti. Si sales con prostitutas, esto es lo que pasa en ti.

Muchas generaciones de hombres han tenido su primera vez con prostitutas. Sea porque no pueden o no quieren  entablar una relación más o menos estable con una mujer, decidieron pagar para tener relaciones sexuales. Peor aún, hay quienes van llevados por sus propios padres, que creyendo volverlos más “hombres”, terminan causando en sus hijos daños psicológicos y traumas de los que no siempre son conscientes.

Sea por el motivo que sea, si eres un hombre adulto que está recurriendo con frecuencia o incluso esporádicamente a prostitutas, esto es lo que está pasando contigo:

1. Te sientes solo afectivamente y con baja autoestima

El Mouvement du Nid de Francia presentó hace un tiempo a Nicole Ameline, ministra de la Paridad y la Igualdad Profesional (equivalente a los Ministerios de la Mujer en Latinoamérica) de Francia un estudio cuyos resultados mostraban que la mayoría de los clientes de prostitutas, sean frecuentes u ocasionales, explican su asistencia a ellas por temor a las mujeres o por otras inhibiciones. Recurren a ellas cuando el contacto con otras mujeres, verdaderamente deseadas, se ve imposibilitado.

De las entrevistas efectuadas a los hombres estudiados se desprendió entonces el bajo nivel de confianza en sí mismos, baja autoestima y heridas narcisistas (=se sienten víctimas de desengaños amorosos). Buscan en las prostitutas comprensión y pretenden otorgar al comercio sexual un sentido aceptable.

Esa soledad afectiva y la abstinencia sexual se constituye entonces en la primera causa para ir en busca de prostitutas y es también el rasgo principal de quienes acuden a ellas.

2. Desconfías de las mujeres o las odias

El mismo documento muestra que el segundo rango predominante del grupo estudiado es la desconfianza, temor y odio que les inspiran las mujeres. En este grupo se encuentran quienes han atravesado malas experiencias conyugales y divorcios que “confirman lo que siempre pensaron: que todas las mujeres son interesadas, despiadadas, egoístas, complicadas e intrigantes”.

Destaca en la investigación el hecho que quienes presentan este rasgo culpan a la sociedad del protagonismo y el poder en aumento de las mujeres, y responsabilizan al feminismo por la pérdida de valores tradicionales. Prefieren la época en la que las mujeres se sometían a los maridos y éstos dominaban.

¿Te sientes identificado?

3. Tienes una vida sexual insatisfactoria

Varios de los participantes en el mismo estudio manifestaron no estar contentos con su propia vida sexual, aunque tengan una novia o esposa. Psicológicamente, estos hombres sólo pueden relacionarse sexualmente con mujeres que no amen: a la que aman, no la desean.

La mayor parte de los hombres que presentan este rasgo tienen algún tipo de problema en la relación con uno de sus padres. Freud, en 1912, ya se refería a ellos en estos términos:

“La sensualidad de un varón ligada en el inconsciente a objetos incestuosos o, mejor dicho, inscripta en términos de fantasías incestuosas inconscientes, tiende a expresarse como impotencia sexual y/o como afición a las prostitutas, práctica que garantiza un vínculo sensual donde nada de lo cariñoso esté presente” (“Sobre una degradación general de la vida erótica” -Freud)

Así, en las prostitutas encuentran mujeres que no necesitan amar. En este caso, justifican el tratar a las mujeres como objetos descartables por “la naturaleza masculina”. Ten en cuenta que acudir a una prostituta no te vuelve más hombre: es igual a masturbarse, sólo que en vez de una mano, usas la vagina de una mujer.

prostitutas hombre preocupado

4. No quieres asumir las responsabilidades de una relación

Otro rasgo de personalidad asociado con el acudir a prostitutas es eludir cualquier responsabilidad derivada de una relación estable con una mujer. Quien presenta este rasgo paga para ahorrarse las complicaciones que supone una relación afectiva real y para confirmar que la otra parte sólo quiere su dinero.

El 43% de los investigados la consideró una “excelente opción” para los hombres casados, que aunque estén en una relación matrimonial problemática, no quieren arriesgarse a una ruptura en su relación formal.

5. Tienes una adicción sexual

Quienes presentan este rasgo, son hombres impulsivos, con poco control de sí mismos y con ciertas manías, que no pueden dejar de acudir donde ellas porque no requieren rituales de seducción ni conquista y los encuentros no presentan mayor complicación.

En este caso, el sexo ocupa en el cerebro el mismo lugar que ocupan las drogas para los adictos a narcóticos.

6. …pero igual estás insatisfecho y con algún problema de sexo

Junto a todo lo anterior, hay que agregar que el 75% de los hombres que participaron en el estudio se declaran insatisfechos de sus relaciones con prostitutas. Afirman que terminan defraudados, disconformes y decepcionados, y se sienten ridículos y patéticos por tener que acudir a una prostituta.

Del mismo modo, un 59% se lamenta de padecer alguna disfunción sexual como la eyaculación precoz, impotencia o dificultad para eyacular.

Nuevamente, Freud:

“[Los hombres que acuden a prostitutas] evidencian claros signos de no hallarse en dominio pleno de su energía instintiva psíquica que se muestra caprichosa, fácil de perturbar, incompleta y, muchas veces, poco placentera”.

Pese a todo, curiosamente, parte de la insatisfacción es la falta de cariño que el hombre espera.  “No me abraza ni me besa de verdad, y me despacha no bien termina el tiempo del acuerdo” dijo uno de los entrevistados.

prostitutas prostitucion infantil

“Puedo ser todo eso, pero no hay consecuencias, no le hago daño a nadie”

¿Estás seguro? las consecuencias de acudir a prostitutas son amplias y terribles, incluso para ti mismo.

  • Te vuelves parte de una cadena de explotación donde las víctimas son mujeres y niñas, que son violadas, agredidas, torturadas y tienen embarazos no deseados (y por tanto abortos). Adicionalmente, sufren grandes daños internos en su aparato reproductor y están expuestas a múltiples traumas internos y externos.
  • Te conviertes en cómplice de la violación a su integridad y dignidad humana y del grave daño a su propia psicología, así como del rechazo social que sufren y que les provocan problemas de drogadicción y alcoholismo. Casi las tres cuartas partes de prostitutas presentan algún problema psiquiátrico (disociación mental o trastorno por estrés postraumático).
  • Corres el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual, incluyendo herpes, sífilis, gonorrea, SIDA entre otras. No, ni el condón ni ningún otro método te protege al 100%.
  • Te vuelves incapaz de valorar a una mujer en base a su propia dignidad como persona, convirtiéndose sólo en un objeto.
  • Aunque no te descubran, el daño psicológico que tú mismo sufres aumenta la posibilidad de una ruptura familiar, con lo que te arriesgar a no ver de forma permanente a tus hijos.

Si has ido donde una prostituta y te sientes identificado con uno o más puntos, no es tarde para tomar acción. Pide ayuda. Puedes ir con un psicólogo. Él te ayudará y te dará las herramientas necesarias para vencer el problema que ocasiona tu necesidad de acudir donde ellas. No te vuelvas parte de la infame cadena de explotación de niñas y mujeres.

Y si no has ido donde una pero te ronda en la cabeza… ni lo pienses. Descártalo. Cualquiera de ellas podría ser tu madre, tu hermana, tu hija. De hecho, lo son de alguien más. Trata a las mujeres como te gustaría que traten a las que te rodean.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You may also like...

2 Responses

  1. escortsdoha dice:

    No creo que ese motivo hable de la personalidad de nadie. A todos nos puede apetecer tener sexo en algún momento y optamos por los servicios de una profesional. Claro que lo más fácil es etiquetar.

    • Diego dice:

      Escortsdoha,

      Es fácil escribir así cuando estás metido en ese mundo y tu negocio es justamente ése. Pero los resultados de la investigación hablan y allí están. Que no te gusten es otra cosa.

      Y no, no voy a dejar el enlace a tu web. Un negocio que gana dinero explotando a mujeres y aprovechando su necesidad no va a obtener tráfico desde aquí.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *