Pornografía: el hombre de Old Spice confiesa su adicción [Video]

terry crews adiccion pornografia

El problema de la adicción a la pornografía y sus consecuencias (la menor, problemas de erección) se da en todos los niveles. Lo puede decir Terry Crews.

¿No te suena su nombre? Probablemente lo reconozcas si escuchas la frase “¡bloqueo, bloqueo, bloqueo!” o la otra, “¡Old Spice es demasiado poderoso para permitir que este comercial termine!”. También es probable que lo hayas visto en “¿Dónde están las rubias?”, “Los Indestructibles” o “Norbit”.

Como siempre, cada persona es un mundo y no se sabe qué hay detrás del rostro de cada uno. Y esta vez Crews tenía detrás un problema bastante grave: era adicto a la pornografía.

“Meh… ¿qué daño va a hacer ver porno?” es lo que puedes estar pensando. Es que nos hemos acostumbrado tanto a su presencia en internet que ya no nos parece raro. Pero la pornografía es el inicio de una cadena de desastres que van afectándonos física y mentalmente. Puede modificar tu estructura mental, y al asociarse con la masturbación, contribuir también a una incapacidad total o parcial para mantener relaciones sexuales de verdad.

Crews ha publicado en su cuenta de Facebook una serie de videos donde  cuenta que su adicción a la pornografía, mantenida en secreto durante varios años, “realmente trastornó mi vida de muchas formas”.

“Era mi secreto, nadie sabía y eso hizo que creciera y que se hiciera peor […] Algunos me dicen, ‘oye hermano, en realidad no eres un adicto a la pornografía. No hay forma’. Pero te voy a decir algo. Si ves cómo es de día y de pronto ya es de noche y sigues mirando, probablemente tienes un problema. Y así estaba yo […] No le dije a mi esposa, no le dije a mis amigos, a nadie (…)”

La situación llegó a tal punto que su esposa finalmente se enteró. Le dijo “ya no sé quién eres, me voy”. Eso, dijo Crews, “me cambió”.

Crews salió del problema hace unos seis años luego de seguir una terapia. En sus videos recomienda a las mujeres no tolerar la pornografía en sus relaciones. Está ahora tratando de ayudar a otras personas a dejar esta adicción y ha abierto una página web, Fight The New Drug (“Combate la nueva droga”) en la que uno puede saber más sobre el tema, conseguir ayuda o donar para la causa.

“Mujeres, necesitan ser valientes. Necesitan confrontar a sus hombres en relación a este problema. No pueden aceptar la pornografía en sus vidas […] La pornografía cambia la forma en la que piensas sobre la gente. La gente se convierte en objetos, en partes del cuerpo, en cosas para ser usadas en vez de personas para ser amadas”

Su campaña contra la adicción a la pornografía ha iniciado el hashtag #PornKillsLove (“La pornografía mata el amor”).

¿Cómo afecta la pornografía a tu mente?

La adicción a la pornografía, unida a la masturbación frecuente, crea obsesiones sexuales privadas. En tu imaginación, crees que la relación sexual que ves en tu computadora o en la TV es perfecta. Lo cierto es que ese “sexo perfecto” no existe; no tiene nada que ver con una vida sexual normal y real y termina destruyendo la intimidad que tienes con tu pareja.

Esa obsesión anula además la “amistad sexual” que existe entre ambos y la sustituye con una fantasía que convierte en objeto a otra persona y que nunca podrá hacerte sentir sexualmente pleno.

A todo esto, hay que añadirle que la pornografía saca lo peor de ti; te degrada y te convierte en adicto a la “chatarra sexual”. Y ya debes haber notado, sea por experiencia propia o ajena, que las mujeres de verdad, con mentes, corazones, creencias y esperanzas reales, son muchos más interesantes. Y lo mejor: te pueden hacer feliz. La felicidad se construye en base a la realidad, con sus problemas y alegrías, no sobre ilusiones. Y la pornografía es sólo una ilusión.

El mundo ya tiene bastante de hombres de mentira, que pueden ser muy bravucones o aventureros sexualmente hablando pero que a la hora de entablar una verdadera pelea, para sí mismos, para su pareja o para su familia, terminan pensando en sus propios intereses y siendo afectados por las consecuencias de sus propios actos.

Sé un caballero. A los hombres se nos ha vendido la idea que la pornografía es inocua y que no tiene nada de malo ser un “jugador” en determinadas ocasiones, pero lo cierto es que un corazón y una mente limpios son la base del coraje de un hombre. No vas a ser más hombre por ver más porno o por tener más mujeres. Eso lo hace cualquiera. La diferencia la marca el que seas capaz de proteger a tu familia y a ti mismo del animal que llevas dentro.

Si te vences a ti mismo, puedes vencer el mundo.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You may also like...

3 Responses

  1. Cesar dice:

    Es una cosa terrible, yo paso por lo mismo, no puedo dejar de ver porno antes de bañarme se ha vuelto un maldito habito que no puedo soltar. Tengo 23 años y la maldita adiccion que tengo a la pronografia ha destruido todo tipo de relacion que he tenido con las mujeres, ya que suelo excitarme con un simple beso o ligando. Esto ya se esta tornando terrible y espero encontrar una solucion para esto, mi ultima opcion seria ir a una sicologa. Gracias Diego, llevo años viendo tus articulos.

    • Diego dice:

      César,

      No tienes que dar las gracias. Sólo no tengas como última opción al psicólogo. Si crees que puede ayudarte, ¿a qué vas a esperar? mientras más pronto lo soluciones, mejor será.

      Suerte!

  2. Juan dice:

    Jamas lo habia pensado puede ser que sea adicto a esto por eso cuando estoy con mi novia solo pienso que se me va a bajar la ereccion y cuando miro videos mi pene se pone muy duro…voy a empezar a aflojarle y darle fin de una vez, estoy lastimandome la mente mirando porno y lastimando a mi novia, la cual siempre se termina sintiendo mal creyendo que no me excito por que ella no me produce nada. Ojalá pueda volver a tener el sexo que teniamos los dos antes, me extraño a mi mismo como era antes. Gracias por el espacio.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *