Orinar sangre: Qué significa y qué tienes que hacer

orinar sangre salud

Orinar sangre, aunque sea una sola vez, puede ser un síntoma serio. Esto es lo que tienes que hacer si te pasa.

Vas al baño y bajas la cremallera. Sacas a tu compañero y cuando empiezas a orinar, notas que en vez de amarillo, el líquido que sale es marrón. O peor, casi tira hacia el rojo. ¿Qué pasó?

El orinar sangre se denomina, médicamente, hematuria. No tiene una sola causa definida. Puede implicar desde una infección en la vejiga hasta algo tan serio como cáncer. El color de la sangre puede variar desde un rosado ligero hasta marrón, e incluso coágulos oscuros y espesos.

Aunque te haya sucedido una sola vez, debes ir a buscar a un urólogo. Si te demoras, la causa puede volverse más difícil de tratar.

¿Cuáles son las causas de orinar sangre?

1. Heridas. Cualquier tipo de trauma, como un golpe en la zona de los riñones, puede terminar causando el orinar sangre. Si tu riñón ha sido cortado o movido a la fuerza, la sangre puede escaparse de él, encontrando su propio camino hacia tu orina.

2. Infecciones. Cuando los gérmenes invaden tu tracto urinario, como en el caso de las infecciones a la próstata o a la vejiga, la respuesta natural de tu cuerpo a la inflamación puede incluir el sangrado.

3. Cálculos renales. Los cálculos son como pequeñas piedras causadas por los minerales que se encuentran naturalmente en tus riñones. Cuando se frotan en las paredes de tus órganos, crean fricción de la misma manera en que un zapato nuevo te produce una ampolla. Y tus órganos internos sangran más fácilmente que tu piel.

4. Cáncer: Las células cancerosas en tu vejiga, riñones o uretra (el conducto que lleva la orina fuera de tu cuerpo) puede afectar el tejido sano que las rodea, haciéndolo sangrar. Los tumores además, al crecer rápidamente, demandan una gran cantidad de sangre haciendo que sus propios vasos sanguíneos a menudo se rompan y suelten sangre.

5. Ejercicio extenuante: Ejercitarse vigorosamente también puede provocar un sangrado visible. Los doctores no están seguros de la causa exacta, pero piensan que esto ocurre por el daño que esta actividad causa a tu vejiga, o a la alta demanda de glóbulos rojos.

orinar sangre salud

¿Es probable que sea algo serio?

Aunque veas algo rojizo en tu orina, no necesariamente es sangre. Algunos alimentos como la beterraga (remolacha) o las bayas, e incluso la gelatina, pueden cambiar el color de tu orina.

Pero si ves en tu orina algo que piensas que puede ser sangre, debes ir a ver al doctor. El orinar sangre de verdad es un síntoma peligroso: en un estudio publicado en el Journal of Urology, 47% de la gente con sangre visible en la orina fue diagnosticada con un problema en los riñones o en el sistema urinario que requería tratamiento. Y de esa gente, el 41% tenía cáncer a al vejiga.

Si tienes otros síntomas como dolor, fiebre o escalofríos junto con el sangrado, eso podría implicar una infección o cálculos en los riñones. Pero sangrar sin dolor es un síntoma muy peligroso que podría estar relacionado con cáncer.

orinar sangre salud cálculos

Cálculos renales (diffen.com)

Ahora, ¿qué pasa si la sangre en la orina no es visible a simple vista pero sí en un examen de laboratorio?

Esto se llama hematuria microscópica y es muy común. Un porcentaje tan alto como el 18% de la población de EE.UU. puede tener sangre no visible a simple vista en su orina, sin dolor ni otros síntomas, según el American College of Physicians. Un porcentaje similar puede proyectarse para el resto de la población mundial.

En la mayoría de los casos, esto no tiene nada que ver con cáncer. Sólo el 2% de pacientes con hematuria microscópica sufren de algún problema de cáncer en el tracto urinario, según un estudio del año 2013 realizado por la Clínica Mayo (EE.UU.)

Sea como sea, orinar sangre (sea visible o no) no es algo que debas tomar a la ligera. Cualquier persona que tenga algún tipo de hematuria debería ir al médico para hacerse algunas pruebas.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You may also like...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *